la depresión y su efecto sobre la salud.

La depresión es un trastorno y enfermedad de nuestra mente que tiende a estar caracterizada por una gran falta de ánimo, una alta intensidad de tristeza, pérdida del interés por absolutamente todo, entre otras tantas. Cuando una persona cae en depresión, comienza a perder el apetito, dejando de comer hasta el punto de entrar en estados críticos de desnutrición.

Aunque, hay personas que la depresión les pega de otra manera, y los hace comer en exceso, abusando de los dulces y carbohidratos. Esto lo hacen para llenar ese vacío o para contrarrestar tanta tristeza. Y es que la depresión causa un desorden absoluto de nuestra psiquis. Nos olvidamos de cuidarnos a nosotros mismos y nos autoflagelamos.

La depresión es una enfermedad increíblemente silenciosa, por lo que no sabrás que sufres de ella hasta que sea demasiado tarde. A menos que estés muy pendiente de los síntomas que te hemos detallado. Basta con que solo aparezca un solo síntoma para que debas buscar ayuda profesional de ser necesario. Jamás debes permitir que estos síntomas se mantengan y crezcan porque al mínimo chance que le des, tomará control de tu vida y te matará lentamente.

Lo peor de la depresión es que nos pone en una situación en la que solo queremos aislarnos. Ante esa tristeza profunda que provoca, nuestras mentes se llenan con pensamientos muy negativos. Tendemos a exagerar todos los problemas, jamás encontramos algo bueno en nada aunque lo tengamos en frente. Para una persona depresiva solo habrá situaciones malas. Lo bueno lo pasará por alto, sentirá una sensación de ahogo y querrá estar tan solo como le sea posible.

Es por eso que, si ya está sufriendo algunos de los síntomas de la depresión, evites aislarte. En su lugar, es necesario salir y relacionarte. Claro, que definitivamente NO puedes comenzar una nueva relación de pareja bajo este estado, así que en tus salidas JAMÁS debes intimar con nadie. La idea es que te sepas acompañado, que puedas verte como una persona que no está sola.

Aquí es cuando los lazos familiares son más fuertes así que busca de tus seres amados, de tu familia, pues por más problemas que tengas siempre habrá alguien que va a escucharte. Y si realmente no existe nadie a tu alrededor entonces debes obligatoriamente buscar ayuda profesional.

Recuerda que esto no es algo que harás por nadie más sino por ti mismo. No permitas que la depresión controle tu vida. Busca vencerla sintiendo paz en tu corazón, llenándote de amor por ti mismo, y aceptando a todos a tu alrededor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X