Bioingenieros crean un parche que podría reparar el corazón

Bioingenieros del Trinity College de Dublín (Irlanda) han desarrollado un parche que, según los resultados obtenidos en un prototipo, podría ayudar a reparar el corazón, ya que resiste las demandas mecánicas e imita las propiedades de señalización eléctrica que permiten que los corazones bombeen sangre al resto del cuerpo.

Investigadores de Trinity College de Dublín, Irlanda, han desarrollado un parche que resiste los movimientos y repite los impulsos eléctricos que permiten que el corazón humano bombee sangre a todas las partes del cuerpo.

Uno de cada seis hombres y una de cada siete mujeres en la Unión Europea padecerán un infarto en algún momento de su vida. Además, en todo el mundo, la enfermedad cardíaca mata a más mujeres y hombres, independientemente de la raza, que cualquier otra patología.

“A pesar de algunos avances en el campo, la enfermedad cardiaca sigue teniendo una carga enorme para los sistemas sanitarios y la calidad de vida de los pacientes de todo el mundo. Como resultado, los investigadores están continuamente buscando desarrollar nuevos tratamientos que puedan incluir células madre, inyecciones de gel de biomaterial y dispositivos de asistencia”, han explicado los expertos, cuyo trabajo ha sido publicado en la revista ‘Advanced Functional Materials’.

Sin embargo, el estudio que han realizado es uno de los pocos que analiza un material tradicional que permite imitar el movimiemnto mecánimo del corazón. Para ello, diseñaron un parche mediante electrofusión y se revistieron con el poliproprol de polímero electroconductor para proporcionar conductividad eléctrica mientras se mantiene la compatibilidad celular.

El parche soportó el estiramiento repetido, que es una preocupación dominante para los biomateriales cardíacos, y mostró buena elasticidad, para imitar con precisión esa propiedad clave del músculo cardíaco. “Nuestros parches electroconductores apoyan la conducción eléctrica entre el tejido biológico en un modelo ‘ex vivo’. Por lo tanto, estos resultados representan un paso significativo hacia la generación de un parche de bioingeniería capaz de recapitular aspectos del tejido cardíaco, es decir, su movimiento mecánico y señalización eléctrica”, han señalado los expertos.

el espectador,com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X